Las cebollas y su psicoterapia políticamente correcta


  Es cuestión de tiempo que ocurra todo lo que estoy pensando le dije yo a él y él se quedó mirándome con cara de incrédulo y yo le dije que sí que es cuestión de tiempo que ocurra todo lo que estoy pensando y de nuevo él se me quedó mirando con cara de incrédulo y sin pronunciar palabra alguna y yo continué hablando porque no puedo parar de hablar cuando considero que lo que digo es importante y como lo que yo digo siempre es importante pues entonces jamás paro de hablar y hablar y la gente se queda como mismo se queda él mirándome con cara de incredulidad y entonces agregué es que yo sé que todo esto es falso la manzana el buen olor las flores el frío húmedo y es que el tiempo tergiversa todo lo tergiversa lo cambia lo hace  más bonito pero yo sé que nada es cierto nada es real pero bueno por qué lo dices fue lo único que logró decirme y yo le dije sé que es así porque hay demasiadas mentiras por el medio y yo cada vez siento más la desesperación de la mentira la mentira la mentira las mentiras no son buenas a menos que sean mentiras para uno autoengaños maravillosos pero mentir a los demás mentir a los demás es mentirle al tiempo y el tiempo lo siente y se desespera y se acelera por eso hubo sismos y terremotos porque ya son demasiadas mentiras que no son mentiras para uno  son mentiras para los demás son mentiras conscientes y eso altera al tiempo y si altera al tiempo altera a Dios y si altera a Dios me altera a mí porque Dios me cuenta todo aunque yo no quiera me cuenta todo  y él volvió a mirarme con cara de incrédulo y yo ni le reclamé porque pienso que su expresión es sincera es sincera aunque él sea el primero que me está mintiendo y por eso es sincera porque yo también lo estoy engañando él no sabe que yo sé que me miente él no sabe que yo sé que todos mientes aunque apenas me hable aunque la mayoría de las conversaciones las imagine yo y realmente no pasen porque igual da lo mismo si las conversaciones son reales o no porque todo es una mentira la manzana el buen olor las flores el frío húmedo ese es mi secreto esa es mi mentira hacia  los demás hacia él hacia mis padres porque así funcionan las cosas al parecer y hay que ser parte de las cosas porque lo políticamente correcto consiste en la simulación y la justificación de hechos en otras cosas por ejemplo a mí me gustan las cebollas porque gracias a las cebollas disimulo muchas cosas disimulo si no me lavé los dientes disimulo mi tristeza disimulo no saber cuál es el punto exacto de cocción para una comida lo disimulo todo gracias a esa cosa llamada cebolla, pero aun así el tiempo siente la mentira y se acelera y se acelera el doble porque siente tus mentiras porque siente las mentiras de los demás y se acelera y se acelera y vienen los sismos los tsunamis a lo que tanto les temo y todo lo provocas tú por engañarme tanto y lo provoco yo por engañarte al no decirte que sé que me engañas tanto y como estoy pensando y pensando y como no puedo dejar de pensar a la misma velocidad en que hablo o como no puedo dejar de hablar a la misma velocidad que pienso esto sale así como ideas que se hilvanan en la incomprensión de todos contra todos y en la incomprensión precisa de nosotros dos y por eso digo que es cuestión de tiempo que ocurra todo lo que he pensado que todo reviente por eso ya hice una lista una lista de todo lo que necesito para sobrevivir el agua los cigarros el encendedor el chocolate el pantalón nuevo que compré las gafas de sol mi libro de Joyce la avena la leche el vino el pan la miel mis modestos ideales.

Y me iré.

En fin, gracias por leerme. 

. Bookmark the permalink.

5 Responses to Las cebollas y su psicoterapia políticamente correcta

  1. Anónimo says:

    Y a dónde te irás esta vez? P

  2. Anónimo says:

    A un convento.

  3. Anónimo says:

    Hay personas que viven en otra dimensión y que jamás podrás entender y tampoco te entenderán.Entonces por eso dejalas partir, como en un soplo.

  4. Anónimo says:

    qué raro lo que escribes

Leave a Reply

Coments, coments...

Con la tecnología de Blogger.

Recibe las novedades por e·mail